Hola, soy Paula Martín. Hace un tiempo viví una entrañable historia de amor, que he querido compartir con todos los internautas que se pasen por aquí. Viajad con vuestra imaginación a las playas, los campos, las casas de piedra y el sol de verano...

miércoles, 11 de agosto de 2010

Episodio 21: pelea

En cuanto se hizo de día, fui a ver a Blanca a su casa. Allí me dijeron que estaba jugando con "sus amiguitas" en la plaza. Así que me dirigí hacia la plaza para verla y mantener una "tranquila conversación" con ella.
Como las otras veces que la había visto por el pueblo, iba con la ropa que creía típica en la pandilla de Javier y en su novia, Laura.
-¿Qué pasa contigo?-le grité desde la otra punta de la plaza-es increíble que sólo vivas para fastidiar a los demás.
Ella se me acercó con pose indiferente, pero en sus ojos pude ver que estaba sorprendida con mi reacción, incluso algo temerosa de lo que pudiera hacerle.
-No sé qué habrás oído sobre mí, pero no me dedico a pensar en cómo fastidiarte, así que déjame en paz-replicó ella, más chula que un ocho.
-¿Ah,sí? ¿Y por qué vas contándole tonterías a Laura?
--Sólo le dije que su novio estaba con otra chica. Pensé que le gustaría saberlo-respondió ella con cara inocente.
-Él tenía que explicarme una cosa importante... si lo supieras lo entenderías-dije. -Bueno, si es tan importante seguro que Laura también lo sabe... ¿o no? ¿No debería contárselo todo a su novia?-preguntó.Quería parecer irónica, pero supe que buscaba más información para contarle a Laura.
-Sí, en realidad ella también lo sabe, pero se ha enfadado conmigo al principio-mentí.
-Nunca se te dio bien mentir-suspiró ella-no me lo trago.
Entonces yo (que siempre he tenido un carácter un poco ) me lancé sobre ella y la tiré al suelo.
-¿Qué haces? ¡Suelta!-exclamó ella.
Yo me levanté jadeando y me di cuenta de lo que acababa de hacer.
-Oye... perdona-me disculpé sinceramente, porque no había pensado hacerle daño-pero no quiero que vuelvas a hablarle sobre mí o Javier a Laura, ¿entendido?
-Va.. vale-asintió ella con miedo. Sin embargo, en cuanto me giré recuperó el valor y gritó:
-Para que lo sepas... ¡soy yo quien le gusta!
-A mí no me gusta-dije como de pasada, aunque por dentro no dejaba de preguntármelo.
-Ya, claro-respondió-se te nota cuando hablas de él.
Yo seguí andando... Blanca no podía saber el daño que acababa de hacerles a mis pensamientos con aquella afirmación, que en realidad me planteaba muy a menudo... quizá demasiado.



7 comentarios:

  1. Cada vez esta mas interesantee!! aiis! no puedo esperar a qe actualices!! me encantaa!!

    Un besoo! =)

    ResponderEliminar
  2. Hola, perdon por no haberte contestado antes pero es que e estado fuera y no me e dado cuenta hasta hoy, =3, gracias por pasarte por mi blog, y aunque ahora mismo no actualizo mucho pasate de vez en cuando que prometo que actualizare muy pronto.

    ResponderEliminar
  3. guau!!
    me encanta esta genial!!! sige escribiendo xfiii!!
    la conversacion tranqila jaja y le gritas desde la otra punta XD
    y si bueno lo de pensar en eso... :S yo tb estaria pensando en eso siempre si me pasase ami lo mismo...!! pero q lo dijese... me cae fatal!!
    n besoo!!
    actualiza prontoo!!
    x cierto te puse en el otro comentario q actualizases... perdoname esq se me va la oya... XD

    ResponderEliminar
  4. hola paula gracias x visitar mi blog...pense que era la unica que pasaba x lo mismo...esta mui chevere tu blog...espero sigamos en contacto!!

    ResponderEliminar
  5. ais!!! ace muxo q no publicas!! jooo no puedo esperar tanto para saber como dige... ;(
    jeje un besoo

    ResponderEliminar
  6. Hola!!
    Lo sineto por no pasar a menudo, estaba un poco liada!
    pero me he peusto al dia y me he leido los capitulos ke me faltaban!!
    un beso y pasate por el mio!

    ResponderEliminar